HUGO PRATT

Corto Maltés. Corto Maltés en Siberia.

Asia, 1919. Corto Maltés y Rasputín se embarcan en la búsqueda del tesoro en nombre de una sociedad secreta china, en medio de una intriga internacional que involucra a un almirante zarista, un barón sediento de sangre y un tren cargado de oro.

«Estoy pensando que debería marcharme de una vez, siempre que vengo a Venecia me vuelvo perezoso…»

Las nuevas aventuras de Corto Maltés de Pellejero y CanalesCorto Maltés

Corto Maltés se halla en Hong Kong, donde se encuentra una vez más con Rasputín, en relaciones con las “Linternas Rojas”, una sociedad secreta china que le encarga la búsqueda de un tren blindado lleno de oro que perteneció al zar Nicolás II. En esta aventura, que se desarrolla entre 1919 y 1920, la acción transcurre entre China, Manchuria, Mongolia y Siberia.

Sin embargo, Corto no es el único que busca el convoy: en su periplo deberá enfrentarse a ejércitos regulares, grupos de guerrilleros, revolucionarios y contrarrevolucionarios, entre los que se encuentran figuras históricas como el barón Roman von Ungern-Sternberg, el general ruso que tuvo a su mando la división de caballería asiática.

En esta historia emergen dos figuras femeninas prominentes: la fría y gélida duquesa Marina Seminova, representante de una aristocracia ya condenada a desaparecer, y Shanghai Li, una guerrera sin escrúpulos, miembro de las “Linternas Rojas”.